19
Mar

DESEOS

AU_mod2Son las 10am y puntual llega a nuestra cita la protagonista de hoy. A parte de su evidente belleza, vemos en ella una mujer con luz, juventud y alegría. A sus 24 años, Alexia Uriarte, una joven costarricense, inició sus estudios en la Argentina, pasando
por Milán para luego afincarse en Madrid. Nos adentramos a la interesante y
divertida vida de esta joven que sin duda viene pisando fuerte en el mundo de la fotografía. A pocas horas de inaugurase su primera exposición individual en Madrid, aprovechamos que nos cuente algunas curiosidades de su vida!

¿Nerviosa ante tu primera exposición individual?
Cuando das un paso tan importante en tu carrera los nervios son inevitables; siempre me preguntaba e imaginaba como sería la primera vez que mostraría mi trabajo, así que estoy disfrutando del proceso, inmersa en el trabajo del día a día. Si algo he aprendido es que cuando las cosas se hacen con amor y dedicación no hay razón por la que debería salir mal y es así como los nervios llegarán y rápido se irán.

¿Qué fue lo que te impulsó a salir fuera de Costa Rica?
Amo mi país, no existe un lugar igual, y estar tan lejos me ha hecho valorarlo aún más. Pero doy gracias a Dios por haber tomado una decisión tan importante como la de salir fuera y a mis padres por la gran oportunidad que me dieron y por haber creído en mí. Yo era solamente una niña, confundida, con miedos, nubes rosadas en la cabeza y que posiblemente era muy temprano dejarme ir, pero algo dentro de ellos les dijo que no se iban a arrepentir. ¿Qué me ha dejado esta experiencia? Me ha enseñado ser quien soy, me gusta y disfruto pasar tiempo sola, los años vividos fuera no los cambio por nada, experiencias, triunfos, desilusiones, enseñanzas, aventuras, gente que se cruza en mi vida dejando huellas, sonrisas, lágrimas, amor… en fin, un mar de emociones imposibles de resumirlas.

¿Qué significó en tu vida esa primera etapa en Buenos Aires?
Mi padre es argentino y tengo familia en ese maravilloso país. Me encantó poder tener la oportunidad de compartir con ellos, estudiar en una ciudad que tanto ofrece y conocer personas que marcarán en mi vida siempre. Tenía la vida de cualquier estudiante y recuerdo estar caminando por la Avenida Santa Fe y pensando en lo feliz  que era en Buenos Aires, sin embargo sabía que mi lugar sería Europa. ¿Y si me voy? ¿y si lo intento? ¿y si vale la pena?, al fin y al cabo lo importante es intentarlo no?

¿Dónde y en que momento desató esa curiosidad por la fotografía hasta convertirla en tu profesión?
Recuerdo que desde el colegio me encargaba de las puestas en escena de las obras de clase, el vestuario, fotos… Ese era mi pasatiempo favorito, jamás pensé en que estaba desarrollando una pasión. Fue en Milán, que me pude dar cuenta que esto era lo que de verdad quería hacer. Emprendía viajes con mi cámara buscando lo que en ese momento para mi era desconocido. Vivía con una amiga que hasta el día de hoy compartimos la misma pasión y a menudo trabajamos juntas en su blog thehuntrend.

¿Quién es tu referente en el mundo de la fotografía?
Desde que empecé con la fotografía descubrí en un reportaje a Richard Avedon. Para mí no existe retratista igual a él. Tenía una imagen clara de lo que era la belleza, la elegancia y la habilidad de transmitirlas en sus obras. Sus retratos son sencillos pero tienen algo especial, son fuertes y profundamente psicológicos. Llevó la fotografía a un nivel artístico sin precedentes.

¿Consideras que tienes un estilo propio?
Hoy en día estamos expuestos a tanta información que lo auténtico se convierte en una meta cada vez mas ambiciosa para cualquier artista, es un arma de doble filo. Hay gente increíblemente talentosa y en mi caso, lo que hago es dejar que me inspiren y aprender de ellas de una manera positiva. Para mi lo más importante es aportar algo nuevo a la mesa, inspirar, crear… Soy fiel creyente de que la imaginación y la creatividad no tienen limites. Sé que soy joven y que mis pasos en el mundo de la fotografía apenas comienzan, pero si me gustaría creer que tengo un estilo y una sensibilidad particular que espero poder seguir explotando. Soy muy apasionada y no me canso cuando de perseguir mis sueños se trata.

¿Qué proyectos veremos hoy en tu exposición?
Mi exposición se llama “Deseos”, son retratos con miradas interesantes, expresando sus deseos, cada una con una características distintas y un factor común que en este caso es la armonía del color y la iluminación. En ellas utilicé distintos materiales de impresión. Dejo un pedazo de mí en cada uno de mis trabajos.

Ella es Alexia Uriarte, ilusión, arte y pasión por los cuatro costados.
Ahora Pincha aquí donde podrás descubrir el mundo tras el objetivo de su cámara.

Un beso y hasta la próxima semana.AU_mod2
Son las 10am y puntual llega a nuestra cita la protagonista de hoy. A parte de su evidente belleza, vemos en ella una mujer con luz, juventud y alegría. A sus 24 años, Alexia Uriarte, una joven costarricense, inició sus estudios en la Argentina, pasando
por Milán para luego afincarse en Madrid. Nos adentramos a la interesante y
divertida vida de esta joven que sin duda viene pisando fuerte en el mundo de la fotografía. A pocas horas de inaugurase su primera exposición individual en Madrid, aprovechamos que nos cuente algunas curiosidades de su vida!

¿Nerviosa ante tu primera exposición individual?
Cuando das un paso tan importante en tu carrera los nervios son inevitables; siempre me preguntaba e imaginaba como sería la primera vez que mostraría mi trabajo, así que estoy disfrutando del proceso, inmersa en el trabajo del día a día. Si algo he aprendido es que cuando las cosas se hacen con amor y dedicación no hay razón por la que debería salir mal y es así como los nervios llegarán y rápido se irán.

¿Qué fue lo que te impulsó a salir fuera de Costa Rica?
Amo mi país, no existe un lugar igual, y estar tan lejos me ha hecho valorarlo aún más. Pero doy gracias a Dios por haber tomado una decisión tan importante como la de salir fuera y a mis padres por la gran oportunidad que me dieron y por haber creído en mí. Yo era solamente una niña, confundida, con miedos, nubes rosadas en la cabeza y que posiblemente era muy temprano dejarme ir, pero algo dentro de ellos les dijo que no se iban a arrepentir. ¿Qué me ha dejado esta experiencia? Me ha enseñado ser quien soy, me gusta y disfruto pasar tiempo sola, los años vividos fuera no los cambio por nada, experiencias, triunfos, desilusiones, enseñanzas, aventuras, gente que se cruza en mi vida dejando huellas, sonrisas, lágrimas, amor… en fin, un mar de emociones imposibles de resumirlas.

¿Qué significó en tu vida esa primera etapa en Buenos Aires?
Mi padre es argentino y tengo familia en ese maravilloso país. Me encantó poder tener la oportunidad de compartir con ellos, estudiar en una ciudad que tanto ofrece y conocer personas que marcarán en mi vida siempre. Tenía la vida de cualquier estudiante y recuerdo estar caminando por la Avenida Santa Fe y pensando en lo feliz  que era en Buenos Aires, sin embargo sabía que mi lugar sería Europa. ¿Y si me voy? ¿y si lo intento? ¿y si vale la pena?, al fin y al cabo lo importante es intentarlo no?

¿Dónde y en que momento desató esa curiosidad por la fotografía hasta convertirla en tu profesión?
Recuerdo que desde el colegio me encargaba de las puestas en escena de las obras de clase, el vestuario, fotos… Ese era mi pasatiempo favorito, jamás pensé en que estaba desarrollando una pasión. Fue en Milán, que me pude dar cuenta que esto era lo que de verdad quería hacer. Emprendía viajes con mi cámara buscando lo que en ese momento para mi era desconocido. Vivía con una amiga que hasta el día de hoy compartimos la misma pasión y a menudo trabajamos juntas en su blog thehuntrend.

¿Quién es tu referente en el mundo de la fotografía?
Desde que empecé con la fotografía descubrí en un reportaje a Richard Avedon. Para mí no existe retratista igual a él. Tenía una imagen clara de lo que era la belleza, la elegancia y la habilidad de transmitirlas en sus obras. Sus retratos son sencillos pero tienen algo especial, son fuertes y profundamente psicológicos. Llevó la fotografía a un nivel artístico sin precedentes.

¿Consideras que tienes un estilo propio?
Hoy en día estamos expuestos a tanta información que lo auténtico se convierte en una meta cada vez mas ambiciosa para cualquier artista, es un arma de doble filo. Hay gente increíblemente talentosa y en mi caso, lo que hago es dejar que me inspiren y aprender de ellas de una manera positiva. Para mi lo más importante es aportar algo nuevo a la mesa, inspirar, crear… Soy fiel creyente de que la imaginación y la creatividad no tienen limites. Sé que soy joven y que mis pasos en el mundo de la fotografía apenas comienzan, pero si me gustaría creer que tengo un estilo y una sensibilidad particular que espero poder seguir explotando. Soy muy apasionada y no me canso cuando de perseguir mis sueños se trata.

¿Qué proyectos veremos hoy en tu exposición?
Mi exposición se llama “Deseos”, son retratos con miradas interesantes, expresando sus deseos, cada una con una características distintas y un factor común que en este caso es la armonía del color y la iluminación. En ellas utilicé distintos materiales de impresión. Dejo un pedazo de mí en cada uno de mis trabajos.

Ella es Alexia Uriarte, ilusión, arte y pasión por los cuatro costados.
Ahora Pincha aquí donde podrás descubrir el mundo tras el objetivo de su cámara.

Un beso y hasta la próxima semana.