17
Jun

AMABILIDAD

Si ya nos has seguido anteriormente sabrás que no solamente nos gusta hablar y compartir acerca de las últimas tendencias de diseño y decoración, nos gusta también dejar palabras que nos puedan ayudar en nuestro día a día a ser mejores personas. Durante el tiempo que hemos tenido para preparar este post, llegamos a
la conclusión de que ser amable nos ayuda a tener una vida mejor.

Está científicamente probado que la amabilidad al derivarse de la satisfacción que producen los actos cordiales, proporciona armonía personal. Este tipo de emociones hacen que el cerebro libere endorfinas, conocidas como las hormonas de la felicidad, que son altamente convenientes para el ser humano. Confirman además que incentivar en los niños este tipo de valores hace que crezcan más felices.

Ser amable es una virtud propia de las buenas maneras, es mostrar interés por las cosas de los demás, sonreír, ser atento, saludar, dar gracias, despedirse… Son este tipo de detalles los que cambia rostros y alegra atmósferas enteras.

Hay quienes erróneamente creen que la amabilidad es una muestra de debilidad, nada más lejos de la realidad, la auténtica amabilidad es un rasgo de fortaleza.

Nuestra propuesta de hoy es encontrar oportunidades para ser amable con la gente que nos rodea, así sacaremos una sonrisa tanto a ellos como a nosotros mismos.

Hasta la semana que viene!

01

02

03

04

05
Si ya nos has seguido anteriormente sabrás que no solamente nos gusta hablar y compartir acerca de las últimas tendencias de diseño y decoración, nos gusta también dejar palabras que nos puedan ayudar en nuestro día a día a ser mejores personas. Durante el tiempo que hemos tenido para preparar este post, llegamos a
la conclusión de que ser amable nos ayuda a tener una vida mejor.

Está científicamente probado que la amabilidad al derivarse de la satisfacción que producen los actos cordiales, proporciona armonía personal. Este tipo de emociones hacen que el cerebro libere endorfinas, conocidas como las hormonas de la felicidad, que son altamente convenientes para el ser humano. Confirman además que incentivar en los niños este tipo de valores hace que crezcan más felices.

Ser amable es una virtud propia de las buenas maneras, es mostrar interés por las cosas de los demás, sonreír, ser atento, saludar, dar gracias, despedirse… Son este tipo de detalles los que cambia rostros y alegra atmósferas enteras.

Hay quienes erróneamente creen que la amabilidad es como una muestra de debilidad, nada más lejos de la realidad, la auténtica amabilidad es un rasgo de fortaleza.

Nuestra propuesta de hoy es encontrar oportunidades para ser amable con la gente que nos rodea, así sacaremos una sonrisa tanto a ellos como a nosotros mismos.

Hasta la semana que viene!

01

02

03

04

05